Un desarrollo que se construye sobre sólidas raíces :


Una familia unida y emprendedora


Un “savoir-faire” auténtico para fabricar productos de calidad

Más de 30 recetas deliciosas de Patés y Rillettes de tradición francesa
y lemosina, disponibles en varios formatos de tarros de vidrio.

Una selección rigurosa de carnes y otros ingredientes.

Productos garantizados SIN COLORANTES y SIN GLUTEN.


Una fábrica moderna y competitiva

Una historia de familia y de tradición charcutera.

Instalada en Aixe-sur-Vienne, en el corazón de la región Lemosín, en el sudoeste de Francia, la sociedad ARNAUD perpetúa la tradición charcutera francesa de Patés y Rillettes desde 1950.

Ha sabido conservar su “savoir-faire” artesanal, que garantiza la calidad de sus productos, adaptándolo, al mismo tiempo, a las nuevas técnicas industriales. La Conserverie Arnaud mantiene así el equilibrio entre tradición y modernidad, respetando el medio ambiente y para el disfrute de todos.

Un desarrollo que se construye sobre sólidas raíces.

La Conserverie des Tuilières nació en una familia unida y emprendedora que atribuye gran importancia a la satisfacción de sus clientes. De la carnicería artesanal a la conservería de hoy, la familia Arnaud continúa una verdadera tradición charcutera francesa desde hace tres generaciones.

Sus recetas son el resultado de un “savoir-faire” culinario regional, con el fin de proponer productos SANOS y NATURALES:

  • más de 30 recetas deliciosas de Patés y Rillettes de tradición francesa y lemosina, disponibles en varios formatos de tarros de vidrio.
  • una selección rigurosa de carnes y otros ingredientes para ofrecer sabores armoniosos.
  • una composición natural de todos los productos garantizados SIN COLORANTES y SIN GLUTEN.

Para satisfacer la demanda de los consumidores, tanto en términos de trazabilidad y de seguridad alimentaria como en gusto, la Conserverie Arnaud permanece a la escucha de sus clientes, innova e invierte con regularidad.

La totalidad de las máquinas y locales son limpiados y desinfectados cada día después de la fabricación, para poder asegurar unas condiciones de higiene optimales.

El proceso de fabricación está totalmente controlado por el sistema de calidad, que asegura la conformidad de los productos y sus trazabilidad desde la recepción de las materias primas hasta el envío a los clientes. Para eso, la Conserverie Arnaud explota desde hace más de veinte años el método HACCP (Análisis de riesgos y control de puntos críticos), para asegurar el control de la seguridad alimentaria y la satisfacción de los clientes.